viernes, 20 de agosto de 2010

Naufragio eterno

La corriente nos arrastra. Apenas si podemos desviarnos de donde nos lleva. Pasamos unas cuantas islas. Algunas más habitables que otras.

A lo lejos se alcanza a divisar una que parece ser hermosa. Tal vez la más bella que exista. A veces sentimos que estamos a un par de brazadas de distancia.

Nada más alejado de la realidad. Se nos viene encima cierta sensación nostálgica, de algo que nunca existió en nuestras vidas. Furia. Desilusión. Desasosiego.

Lo único que nos queda es esperar una correntada que nos acerque algo a ella. Solamente para poder apreciarla un poco mejor.

2 comentarios:

  1. Amigo lo suyo es impecable. Lo felicito.

    ResponderEliminar
  2. Correr tras la utopía, excelente, lo felicito estimado!

    ResponderEliminar